UA-52810657-1

viernes, 8 de agosto de 2014

¿Bailamos en el Xiringüelu?

Estamos a las puertas de un fin de semana muy intenso en cuanto al tema "folixeru" se refiere, se celebran dos de las fiestas más populares en Asturias, El Descenso del Sella (Arriondas y Ribadesella) el sábado y el Xiringüelu (Pravia) el domingo. La primera ya la mencionamos como la fiesta imprescindible en "Cinco fiestas que no te puedes perder", y la segunda es una romería muy especial, en la que todos los elementos de una buena fiesta se encuentran en exceso. Hay quien peregrina este fin de semana desde Arriondas o Ribadesella hasta Pravia para no perderse ninguna de las dos, lo que puede dar lugar al peor lunes del año.

La sidra es una de las protagonistas en esta fiesta, y no para de ser escanciada.



El Xiringúelu es una fiesta de prau, en el que los grupos de amigos, constituidos en Peñas, construyen casetas de diversos materiales (madera, lonas de plástico, helecho, cañizo, etc...) y en ellas guardan ingente cantidad de bebida y comida (más de lo primero que de lo segundo) con la intención de pasar el día entre risas, bailes y culines de sidra. Si no tienes caseta, no te preocupes, ya que hay prao para todos y si te das un paseo por esta singular "ciudad" no faltará quien te invite a comer o beber algo. Aquí podrás descubrir cómo surgió y su evolución hasta hoy en día. Se celebra el primer domingo de Agosto, siempre y cuando no sea ni 1,2 o 3.

Aunque se celebre de domingo, el ambiente fiestero lo vemos en el prao desde el mismo momento que las peñas se plantan con todo su material para construir sus casetas. Bromas, algún que otro culín y sobre todo, ir conociendo a la vecindad hacen que el trabajo sea más llevadero.



El equipamiento básico para asistir a esta fiesta consta de pantalón corto, camiseta de la peña correspondiente, o en su defecto camiseta cómoda y a la que no le tengas mucho cariño, porque ni un milagro hará que vuelva a recuperar su color original (polvo, vino, sidra, agua... pueden impregnarla en alguna batalla improvisada), calzado cómodo y cerrado (unos playeros viejos estarán bien) y si eres escrupulos@ tu propio  vaso o taza, a poder ser de un material que no se rompa, y la opción de llevarlo atado es algo habitual.
Una vez en el prao, ya puedes adquirir algunos complementos para completar tu look como sombreros, gafas, montera picona o collares de flores, por ejemplo. También habrá quien te pinte con un rotulador o te peguen pegatinas en la camiseta con frases con más o menos divertidas. 

Las charangas, que este año vuelven a cobrar la importancia que tenían, harán que bailes a su son. Van paseando por las "calles" y la gente se va sumando a esta singular procesión. Esto de volver a dar importancia a las charangas así como otros cambios dirigidos a crear un ambiente festivo para todas las edades y en el que todos se sientan cómodos es gracias a la Cofradía del Xiringüelu, un grupo de gente que pretende impulsar el "Xirin" y "salga lucido", y desterrar la mala fama que esta fiesta ha tenido en los últimos tiempos.




No penséis que es una fiesta sólo para la gente joven, hay familias que llevan años disfrutando de la fiesta a su ritmo, más tranquilamente, preparando una paella o una parrillada en su caseta, y después de comer echan su partidina de cartas, unos bailes y ya hicieron el día.

Sea como sea, el caso es pasártelo muy bien, encontrándote a gente que hacía tiempo que no veías o conocer gente nueva, bebiendo y comiendo, charlando y bailando, riendo y bromeando.









No hay comentarios:

Publicar un comentario