UA-52810657-1

domingo, 7 de septiembre de 2014

Un gran Certamen para un gran Queso

Hace justo una semana, nos acercamos hasta Arenas de Cabrales, donde se viene celebrando el último domingo del mes de Agosto, el Certamen del queso más conocido de Asturias, el Cabrales. Este mes coincidía que el domingo era el último día del mes y por tanto no se esperaba mucha gente, ya que coincidía con el final de las vacaciones para muchos. Pero dio igual, Arenas estaba lleno: de coches, de autobuses, de gente... Eso, junto con el día tan espectacular que hubo, hizo que la cita estuviese muy animada.




Fuimos básicamente a comprar queso, pero el programa de actividades te da muchas más alternativas. Ya durante la semana no hay tiempo para aburrirse: mercado tradicional, catas comentadas, exposiciones, llenan la agenda.




Pero el domingo es el Gran Día: los queseros ocupan su lugar, las autoridades comienzan a llegar, y a las 12 del mediodía, con el pregón, se da el pistoletazo de salida. Este año, el pregonero fue el conocido montañero Cesar Pérez de Tudela, que relató sus experiencias por Picos y sus encuentros con la gente cabraliega. Después, se homenajea a los pastores y gente que trabaja en este duro entorno con el nombramiento del Pastor Mayor de los Picos de Europa, (este año recayó en una pastora, Ángela Marina Herrero Sánchez) y a la juventud orgullosa de pertenecer a este territorio con el premio Xana Naranjo de Bulnes (este año otorgado a  Carmen López).



Después, el jurado va probando las piezas presentadas a concurso (¡Quien pudiera!) y hacia las 13:30-14:00 se anuncia el ganador,del mejor queso y el de mejor lote. Este 2014 los dos premios  se los llevó la Quesería Maín de Sotres. A continuación, si tienes el suficiente dinero, puedes pujar por la pieza ganadora. Suele llevárselo algún restaurante de la zona, por gusto, por darse publicidad y por colaborar en la promoción de este queso tan popular. Este año, sin embargo, fue un comercio de El Fontán en Oviedo, El Campanu de la Llera, quien se llevó el gato al agua, pagando 3.000€. En años anteriores la puja era en sobre cerrado que se abrían ese día, sin embargo este año se hizo a mano alzada, empezando la puja en 1.000€  y subiendo el precio hasta los mencionados 3.000€, haciéndolo muchísimo más emocionante.





Nos hicimos con nuestra pieza de Cabrales, del que ya estamos dando buena cuenta. Fuimos probando hasta que encontramos el que más nos gustaba, cosa que no fue fácil, ya que nos los hubiéramos llevado todos. Para conservarlo en casa, ya hace algún tiempo nos recomendaron envolverlo en un paño húmedo, meterlo en un tuper, y a la nevera. Unas horas antes de ser consumido, hay que abrirlo y dejarlo a temperatura ambiente, así no se seca y tandrá esa textura untuosa tan deliciosa.



Pero como no sólo de Cabrales vive el hombre, también hay un mercadillo a lo largo del paseo del aparcamiento, con productos típico, quesos de otras zonas, manualidades, etc. Y por la tarde siguen los actos, con bailes regionales o partidas de bolos. Vamos, un día muy completo que podemos pasar en un territorio cuyas "montañas tienen nombre de queso". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario